domingo, 20 de septiembre de 2009

¡Estalla de júbilo por lo que ya Eres!

Te sientes afligido y buscas cobijo en algo que llamas espiritualidad. Pero el sosiego que aparece es fugaz, muy frágil, condicionado a los nuevos ideales que apuntaban ser más verdaderos. Buscas y te crees que vas encontrando, pero es engañoso. Nada puede encontrarse, nada se ha perdido.

La espiritualidad no es más que otro de los penosos inventos del ser humano por huir de su desesperación. Una idea más para mantenerte en la ilusión. Una idea más para manipular a los demás o para sentirse pastoreado. Y si no había bastante confusión, ahora añades dioses, ángeles, demonios, idolatría y un sinfín de fantasías que acabas por creerte. Admites que todos saben más de ti que tú mismo. Que algo o alguien pueden darte alguna cosa que no tengas realmente. Una triste y torturadora idea.

Se entiende esta actitud del ser humano. Es el miedo y la necesidad confusa la que alimenta sus acciones. Buscamos felicidad pero nuestra guía es la desesperación. Queremos alimentarnos sin preocupación, pero no sembramos ni un ápice en tierra fértil. Despilfarramos nuestra energía en cualquier cosa menos en lo que hay Ahora, sea lo que sea.

Nada puede ser genuino si no permites que brote de tu propio corazón.


Nada puede ser solido si no se dinamiza desde tu propia alma.


Nada puede ser cálido y reconfortante si no nace Ahora mismo, en este preciso instante.


Nada puede fructificar si no se siembra Aquí mismo, estés donde estés.

Nada puede salvarte si no sientes cada gesto, cada aroma que emana de ti.

Cada vez más sensible; parpadeo tras parpadeo. Más delicado; caricia tras caricia.

¡No dejes de sonreír! ¡Estalla de júbilo por lo que ya Eres!

2 comentarios:

Erick dijo...

"Nada puede salvarte si no sientes cada gesto, cada aroma que emana de ti"

Saludos cordiales.

Tarea harto difícil el vivir aquí y ahora. Estar presente cada segundo, cada milésima, si para los mismos sentidos es prácticamente imposible. No para el SER.

Vivir "aquí y ahora". Vivir en el SER.

Atentamente
Erick Bojorque

www.aquiyahora.com dijo...

Frecuentemente uso frases sentidas que quieren ser un revulsivo a la mente racional. No hay que tomarlas estrictamente en su sentido literal, hay que usar una mente abierta para leerlas. Quieren provocar silencio en el espectador adecuado.

El Ser siempre está aqui y ahora.